EspecialesNutriciónSalud FísicaSalud Pública

Cuidado con el exceso de cortisol. Podría ser síndrome de Cushing.

El síndrome de Cushing se presenta cuando hay exceso de cortisol en el cuerpo, y no solo es por estrés. Conoce sus síntomas y causas.

El síndrome de Cushing se manifiesta cuando hay un exceso de la hormona cortisol, por ejemplo, por tomar muchos corticosteroides por vía oral o de que el mismo cuerpo produzca demasiado cortisol por el estrés o diferentes enfermedades.

Este síndrome puede provocar hipertensión arterial, diabetes tipo 2, pérdida de masa ósea y un signo distintivo, una joroba de grasa entre los hombros, cara redondeada y estrías rosadas en la piel.

El exceso de cortisol puede producir algunos de los signos distintivos del síndrome de Cushing: una joroba de grasa entre los hombros, la cara redondeada y estrías de color rosado o púrpura en la piel.

El síndrome de Cushing también puede provocar hipertensión arterial, pérdida de masa ósea y, en ocasiones, diabetes tipo 2.

Los tratamientos para el síndrome de Cushing pueden normalizar los niveles de cortisol y mejorar los síntomas. Cuanto antes se inicie el tratamiento, mayores serán las posibilidades de recuperación.

 

Signos y síntomas

 

  • Aumento de peso (parte superior de la espalda, cara, hombros).
  • Cicatrización lenta de heridas o infecciones.
  • Estrías rosáceas o púrpuras en el abdomen, muslos y mamas.
  • Piel fina, propensa a hematomas
  • Acné
  • Vello facial grueso (hirsutismo)
  • Periodos menstruales irregulares o inexistentes
  • Disminución de la fertilidad
  • Debilidad muscular
  • Dolor de cabeza
  • Infecciones frecuentes
  • Hipertensión

Causas

 

  • Toma excesiva de corticoesteroides (por ejemplo, la prednisona).
  • Producción de cortisol en exceso del propio organismo.
  • La producción en exceso del propio organismo.
  • Un tumor en la glándula pituitaria
  • Enfermedad de las glándulas suprarrenales
  • Herencia de Enfermedad de Cushing

 


Comunícate con el médico si tienes síntomas que sugieren la presencia del síndrome de Cushing, especialmente si estás tomando corticosteroides para tratar una afección como el asma, la artritis o la enfermedad intestinal inflamatoria.



Más en SaludNiuz

Botón volver arriba