EspecialesSalud FísicaSalud MentalSalud Pública

¿Qué es la hipotermia y la hipertermia?

La temperatura normal del cuerpo es de 37 °C. Cuando llegamos a menos de 35 °C se considera hipotermia, más 37.5 °C es hipertermia.

La hipotermia e hipertermia son estados de la temperatura de la piel, consideradas urgencias médicas. La temperatura corporal normal es de 37 °C.

La hipotermia ocurre cuando el cuerpo pierde calor más rápido de lo que lo produce, la temperatura del cuerpo cae por debajo de los 35 °C. Cuando la temperatura corporal desciende, el corazón, el sistema nervioso y demás órganos no pueden funcionar normalmente. La hipotermia no tratada podría ocasionar insuficiencia cardiaca, respiratoria, shock y la muerte.

Los síntomas de la hipotermia incluyen escalofríos, pulso débil, náuseas, mareos, vómitos, respiración lenta y superficial, pérdida de conocimiento, etc.

Algunos factores de riesgo para la hipotermia son la edad avanzada, cansancio, problemas mentales, afecciones mentales como hipotiroidismo, artritis grave, parkinson, traumatismos penetrantes y no penetrantes, lesiones de la médula espinal, etc.

En el caso de la hipertermia, la mayor producción de calor se evidencia con la fiebre, como un ajuste de la temperatura corporal.

La hipertermia es causada por el aumento de la temperatura ambiental, por no poder eliminar el exceso de calor, agotamiento por calor, conmoción, por esfuerzo físico muy grande en ambiente caluroso, por la no reposición de líquidos.

Entre los síntomas están las contracciones de músculos abdominales, calambres, dolor, mareo, náuseas, cansancio, mialgia, cefalea. Algunos signos evidentes son la piel pálida, fría, sudorosa, taquicardia, debilitamiento por calor, deshidratación.

Esta condición, al igual que la hipertermia es grave, y necesita traslado inmediato al hospital para administrar líquidos endovenosos, enfriar al paciente con tratamiento intensivo, etc.

 

Consejos de primeros auxilios

 

Actúa con cuidado. Cuando estés ayudando a una persona con hipotermia, trátala con cuidado. Limita los movimientos solo a aquellos que sean necesarios. No le hagas masajes a la persona ni la frotes. Los movimientos excesivos, enérgicos o bruscos pueden causar un paro cardíaco.

Aleja a la persona del frío. Colócala en un sitio seco y cálido si es posible. Si no puedes alejarla, cúbrela del frío y del viento lo máximo posible. Mantenla en posición horizontal si es posible.

Quítale la ropa mojada. Si la persona tiene la ropa mojada, quítasela. Corta la ropa si es necesario para evitar movimientos excesivos.

Cubre a la persona con mantas. Utiliza capas de mantas o abrigos secos para calentar a la persona. Cúbrele la cabeza y solo déjale la cara al descubierto.

Aísla el cuerpo de la persona del suelo frío. Si estás afuera, coloca a la persona boca arriba sobre una manta u otra superficie cálida.

Controla su respiración. Una persona con hipotermia grave puede parecer inconsciente, sin signos aparentes de pulso o respiración. Si la respiración se detuvo o si parece peligrosamente baja o poco profunda, haz las maniobras de reanimación cardiopulmonar de inmediato, si sabes cómo hacerlas.

Dale bebidas tibias. Si la persona afectada está consciente y puede tragar, dale una bebida tibia, dulce, sin alcohol y sin cafeína para ayudarla a calentar el cuerpo.

Utiliza compresas secas y cálidas. Utiliza una compresa cálida de primeros auxilios (una bolsa de plástico rellena de líquido que se calienta cuando se aprieta) o una compresa provisional de agua tibia en una botella de plástico o una toalla calentada con secador. Aplica una compresa solo en el cuello, en la pared torácica o en la ingle.

No la coloques en los brazos ni en las piernas. El calor que se aplica en los brazos y las piernas obliga a que la sangre fría vuelva al corazón, los pulmones y el cerebro, lo que provoca que la temperatura corporal interna disminuya. Esto puede ser mortal.

No apliques calor directo. No utilices agua caliente, compresas calientes ni lámparas de calentamiento para calentar a la persona. El calor extremo puede dañar la piel o, lo que es peor, provocar latidos del corazón irregulares tan graves que pueden hacer que el corazón se detenga.


La causa de la hipotermia suele ser la exposición al clima frío o la inmersión en agua fría. Los tratamientos principales para la hipotermia son métodos para calentar el cuerpo a fin de que recupere la temperatura normal.



Más en SaludNiuz

Botón volver arriba