CoronavirusSalud FísicaSalud Pública

¿Debo seguir usando mascarilla?

Un grupo de expertos opina sobre dónde y cuándo podemos quitarnos el cubrebocas con seguridad y en dónde es mejor llevarlo.

A medida que  aumentan las  infecciones por coronavirus, hay mucha confusión sobre si hay que llevar mascarilla y cuándo. 

“Es lo más difícil de todo, porque no se trata solo de los riesgos y beneficios para uno mismo”, dijo Robert Wachter, profesor y director del departamento de medicina de la Universidad de California en San Francisco. “Son los riesgos y beneficios para quienes te rodean”. 

Una buena manera de enmarcar la cuestión es preguntarse: ¿quién es la persona más vulnerable de tu círculo cercano?

Si tienes inmunidad comprometida, por ejemplo, o vives con alguien que la tiene, es una buena idea seguir usando una mascarilla y mantener la distancia social con los extraños, especialmente en áreas interiores con aire estancado donde el virus puede acumularse.

Las mascarillas también son importantes si no estás vacunado o si pasas tiempo con otras personas que no están vacunadas. Las personas no vacunadas tienen un riesgo abrumadoramente mayor de hospitalización y muerte por COVID-19. 

Las mascarillas también son imprescindibles en los hospitales, donde hay muchas personas vulnerables.

Pero si por lo demás estás sano y has recibido la vacuna y la vacuna de refuerzo, tu riesgo de enfermar gravemente con COVID es extraordinariamente pequeño. Está más o menos en consonancia con otros riesgos que la gente corre a diario, como manejar un carro.

Muchas personas “sopesan el hecho de que les encantaría volver a la normalidad y pueden estar dispuestas a aceptar un poco de riesgo para obtener un nivel de simplicidad que conocieron por última vez en 2019”, dijo Wachter. “Eso no es irracional”.

Además, siempre existe el riesgo de que alguien sufra de “COVID persistente”, incluso si la persona está vacunada, aunque aún se desconoce mucho sobre la afección.

Si las tasas de infección en el lugar donde vives son elevadas, lo que ha ocurrido prácticamente en todas partes durante la última oleada de la variante ómicron, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades siguen recomendando el uso de mascarillas en la mayoría de los espacios interiores.

Pero en muchas situaciones, la decisión de llevar una mascarilla se convierte en algo personal.

El coronavirus no es el único bicho que flota por ahí, ni el único que puede ser perjudicial para las personas vulnerables. La gripe, por ejemplo, mata a más de 30.000 en una temporada típica, la mayoría de los cuales son adultos mayores o inmunodeprimidos.

Las gripes y los resfriados se transmiten probablemente de la misma manera que la COVID. 
Si te sientes un poco enfermo, entonces podrías estar soltando el virus en el aire y transmitirlo a otras personas. Deberías quedarte en casa o, si tienes que salir, llevar una mascarilla”.

 


“El riesgo se concentra principalmente en las zonas situadas en la parte delantera del escenario, donde la gente está una encima de la otra cantando y haciendo esfuerzos físicos”.



Más en SaludNiuz

Botón volver arriba